Beneficios fiscales de los seguros de vida

¿Tiene sentido que los seguros de ahorro tengan ventajas fiscales? Pues la verdad, aunque haya gente que piense que no, es que sí.

Los impuestos son el mecanismo que tiene un Estado para recabar de sus ciudadanos los recursos que necesita para poner en marcha los servicios y el gasto que esos mismos ciudadanos quieren que el Estado aborde. Tienen, pues, una primera función recaudatoria. Pero también tienen una función de política económica, porque el Estado, regulando los impuestos, puede invitar a los ciudadanos a hacer o no hacer algunas cosas. Por ejemplo, si se impone un impuesto especial a algo que contamina mucho, se está invitando a los ciudadanos a no contaminar. El principal elemento de política económica inherente a los impuestos (directos) en su carácter redistributivo: los que ganan más pagan más y los que ganan menos pagan menos y, así, se produce una transferencia de recursos desde aquéllos hacia éstos.

El Estado, pues, selecciona algunos objetivos que considera beneficiosos e importantes (la lucha contra la contaminación, por ejemplo) y luego diseña ventajas o penalizaciones fiscales destinadas a invitar a los ciudadanos a hacer las cosas de una determinada manera.

Un Estado que concede ventajas fiscales a los seguros de ahorro y a los planes de pensiones no es otra cosa que un Estado consciente de que es importante que sus ciudadanos difieran renta, esto es, dejen de gastar algo de lo que tienen hoy para desplazar ese dinero hacia el futuro, en momentos, como la jubilación, cuando probablemente lo necesiten. Mediante los beneficios fiscales, los contribuyentes ahorran en su propio beneficio, y el Estado premia ese acto en forma de ahorro en el pago de impuestos.

Mediante los beneficios fiscales, los contribuyentes ahorran en su propio beneficio

El tratamiento fiscal de los seguros de ahorro es cosa que resulta recomendable que discutas con algún asesor porque, como todo lo que tiene que ver con impuestos, tiene diversos matices que conviene conocer. No obstante, aquí te aportamos una descripción simplificada de los que hay actualmente vigentes para los productos de ahorro a largo plazo. De alguna manera, pues, si ahorras, no lo haces solo; el Estado ahorra contigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s