¿Por qué necesito un seguro de automóvil?

En primer lugar, porque es obligatorio ya que es la única garantía de que si provocas un accidente, o lo sufres, las víctimas serán atendidas y compensadas. Esto es lo que se conoce como seguro obligatorio o seguro a “terceros”.

En segundo lugar, por responsabilidad social y garantía personal. Los accidentes ocurren y debemos afrontar sus consecuencias. La multa por circular con su vehículo sin seguro oscila entre los 600 y los 3000 euros. Pero esto no es lo peor. Si no tienes seguro y eres culpable de un accidente, deberás responder con tu patrimonio personal, tu casa, tus ahorros, tu salario, hasta pagar la indemnización que te fije el juez, y eso con independencia de que el accidente conlleve responsabilidades penales.

accident-1497295_640

¿En qué consiste la Responsabilidad Civil Obligatoria?  Es, por así decirlo, una cobertura obligatoria que debe tener todo vehículo que circule por España. La ventaja de tener esta cobertura es que cualquier accidente tendría un mínimo de respuesta tanto para el culpable del siniestro como para el conductor (y vehículo) no culpable.

 Por tanto, la finalidad de este seguro de coche es que, en caso de que tengas un accidente con culpa, tu compañía aseguradora se haga responsable de los gastos del damnificado, se deriven de daños materiales o personales.

Consecuencias de circular sin seguro

En el caso de declararse insolvente, el Consorcio de Compensación de Seguros será quien deberá hacerse cargo del pago de los daños y de la asistencia sanitaria de las víctimas. Para hacer frente a esta situación, las aseguradoras destinan el 2% del coste de todas las primas suscritas por vehículos a un fondo gestionado por el Consorcio. De esta forma, los conductores que pagan su seguro costean indirectamente los daños que provocan quienes circulan sin asegurar.

Por otro lado, hay que recordar que el conductor de un coche sin seguro se expone a las citadas  multas . El importe de la sanción dependerá de diferentes circunstancias. La mitad de lo recaudado en multas por este tipo de infracción se entrega al Consorcio para compensar parte de las indemnizaciones que haya tenido que satisfacer con motivo de los siniestros registrados por vehículos sin seguro.

Otra de las consecuencias de circular sin seguro es la inmovilización del vehículo. Lo normal es que se requise el coche durante un mes o tres meses, si se trata de una acción reiterada. Además, el propietario del automóvil deberá hacerse cargo de los gastos originados por ese depósito o precinto, para cuyo levantamiento se deberá demostrar que se dispone del seguro correspondiente y abonar los gastos. Si la persona no pagase el depósito, se le puede requisar el vehículo hasta por un año y el propietario no podrá conducir ningún otro coche por el territorio nacional durante ese tiempo.

Si se circula alguna vez, aunque sea con poca frecuencia, o el vehículo va a estar aparcado en la vía pública, debe tener el seguro obligatorio.

Así que para cumplir con la ley y evitar todo este tipo de situaciones incómodas, es necesario contratar un seguro de coche que se ajuste a las necesidades personales .

Llámanos y te asesoraremos. “Por tú Seguridad Global”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s