¿Un seguro para Barcos?

beach-72900_640

Un velero o yate puede convertirse en el mejor amigo de los amantes del mar y la libertad. Navegar por alta mar, recalar en todas las playas y calas o amarrarlo en los diferentes puertos españoles puede ser muy divertido a la hora de viajar. Además, hay muchos tipos de embarcaciones de recreo, desde yates impresionantes, o veleros más sencillos. Sea como sea tu barco, necesitas preservar su seguridad y la de los que viajan en él. Por ello, el seguro de embarcaciones es obligatorio para todas las embarcaciones propulsadas a motor, de más de seis metros de eslora y las embarcaciones extranjeras que naveguen por aguas españolas.

RC obligatoria para barcos

La legislación obliga desde el 1 de julio de 1999 a que las embarcaciones de recreo o deportivas dispongan de de un seguro de Responsabilidad Civil. Navegar sin esta póliza se considera una infracción grave por incumplir la Ley 27/1992 del 24 de noviembre de puertos del Estado y de la Marina Mercante. Si se produjese un siniestro y no se contase con el seguro, el armador y patrón serían los responsables de soportar el daño y se podría utilizar la embarcación como garantía para el cobro de la indemnización de un tercero. Además, los puertos deportivos suelen exigir la póliza para permitir que una embarcación entre en sus instalaciones. Por otro lado, no importa el tiempo que lo utilices, es decir, aunque sólo lo uses los tres meses de verano, deberás contratar el seguro para todo el año, como si se tratase de un coche.

¿Qué debe incluir?

El seguro de RC que contrates debe cubrir todos los daños materiales y personales que pueda causar la embarcación y la actividad del patrón a terceros, como el puerto, otros barcos, o las instalaciones marítimas. En este caso las coberturas obligatorias son la de muerte o lesión corporal de terceras personas, las pérdidas económicas sufridas por terceros como consecuencia directa de la muerte, o daños a buques por colisión. Además, también debe cubrir los objetos que la embarcación remolque, además de los esquiadores acuáticos que practiquen deporte con el barco.

Coberturas complementarias:

Además del seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria, el propietario de la embarcación puede contratar, como en  otros seguros, coberturas complementarias opcionales como: responsabilidad civil voluntaria, salvamento y asistencia marítima, pérdida total, efectos personales, etc.

Responsabilidad civil voluntaria

Esta opción le permite al tomador del seguro contratar unos límites económicos superiores a los que exige la Ley. En este caso la legislación determina que el seguro debe cubrir hasta un mínimo de 120.000 euros por víctima con un máximo de unos 240.000 euros por siniestro, mientras que en daños materiales y pérdidas económicas el máximo se fija en unos 96.000 euros por siniestro. Además también cubre la responsabilidad civil de la embarcación durante su permanencia en tierra firme y la operación de su puesta a flote en el agua o la destrucción de los restos del barco.

Salvamento y Asistencia Marítima

La contratación de esta garantía en el seguro de la embarcación cubriría el coste de las operaciones de remolque de la embarcación en caso de que necesite ayuda ante la posibilidad de hundimiento o destrucción de la nave. Es una garantía muy recomendable, ya que tras un accidente en alta mar, los equipos de salvamento pueden pasar la factura del rescate al propietario del barco a posteriori.

Pérdida y abandono del barco

La cobertura de pérdida total y abandono se encarga de cubrir la pérdida total del barco asegurado a consecuencia de un suceso como por ejemplo una tormenta en el mar, así como también el robo de la embarcación entera y su embarcación auxiliar junto con los gastos de recuperación si fuese posible.

Accidentes personales

Ante los siniestros que puedan suceder a bordo del barco, la cobertura de accidentes personales de garantiza indemnizaciones por las lesiones corporales del tomador del seguro y de todas las personas que viajen en el barco de forma gratuita cuando esté navegando o en el momento de embarque y desembarque.

Asistencia en viaje

Exactamente igual que ocurre cuando contratas un seguro de Coche, puedes suscribir una cobertura de asistencia en viaje para tu barco. De este modo, si ocurriese algún  accidente que cubra el seguro mientras viajas con el barco, estarían cubiertos todos los gastos derivados. Algunos de ellos, podrían ser los gastos de alojamiento en hotel, la custodia de la embarcación, gastos médicos en el extranjero o envío de medicamentos. Esta cobertura puede ser especialmente importante si viajas a países extranjeros.

Defesa jurídica

En el caso de que el asegurado necesite defensa jurídica, puede recurrir a esta garantía que cubre la defensa del asegurado, reclamando los daños que haya sufrido tanto en su persona como en la embarcación deportiva de su propiedad.

¿Necesitas ayuda?, llámanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s