El 19% de los modelos de sillitas no cumplen con la seguridad mínima.

child-85321_640

8 de los 42 modelos analizados no cumplen con las normas de seguridad mínima. Ninguno de los analizados ha obtenido la máxima calificación.

Según el informe europeo  realizado para analizar la seguridad de un total de 42 modelos de sistemas de retención a la venta en el mercado, ocho de ellos no cumplen con los niveles mínimos exigidos de calidad. Tres de ellos han obtenido una calificación de “insatisfactoria” y cinco han sido calificados como “muy insatisfactoria”.

Ninguna de las sillitas probadas ha obtenido el máximo reconocimiento de calidad por parte de los clubes automovilísticos ni las asociaciones de consumidores europeos. Aunque diez de ellas han pasado las pruebas con una calificación de “aceptable” e, incluso 24 de ellas como “satisfactoria”.

De los modelos analizados, 13 de ellos tienen la homologación con la normativa ECE R-129 (i-Size) y todos, a excepción de uno, han pasado los controles que, aunque sí había pasado las pruebas de seguridad de impacto, no ha superado la de presencia de sustancias tóxicas presentes en los tejidos.

Las sillas comercializadas con el sistema i-Size no tienen en cuenta la clasificación de grupos puesto que miden el rango según la altura del niño, e indican que los menores de 15 meses deben ir colocados en dirección contraria de la marcha. Esta nueva homologación no afecta a los propietarios de las sillas de ECE-R44, puesto que aún no esta prevista la desaparición de la homologación de estas sillitas.

Las pruebas de seguridad basadas en choques laterales y frontolaterales han incrementado su dureza este año con pruebas de impacto frontal con nuevos dummies y sensores, como el abdominal en el Q3, que permiten una mejora en la identificación de lesiones.

Junto con la normativa i-Size, para los resultados también se ha tenido en cuenta las condiciones de pruebas según EuroNCAP. Se han reformulado las pruebas de manejo y ergonomía y para las pruebas de contaminantes y sustancias tóxicas se han tenido en cuenta las normas actuales para juguetes y textiles.

A la hora de comprar una sillita, es recomendable verificar si el vehículo está adaptado y homologado para el uso de la silla según su norma. Una vez comprobado este aspecto, es seleccionar el modelo que mejor se adapte a la altura del niño, teniendo en cuenta el sentido de la marcha. También se debe tener en cuenta su facilidad de manejo, ya sea mediante su instalación mediante los anclajes Isofix del vehículo, o a través de su fijación a través de los cinturones de seguridad del coche.

Los usuarios deben verificar que su silla esté perfectamente instalada,  la correcta sujeción de la silla al vehículo y del menor hace que la seguridad se incremente en caso de frenazo brusco o impacto.

Post original aquí.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s