Consejo vital para salir de un coche sumergido en agua

Abrir una puerta debajo del agua es misión casi imposible, como intentar romper una luna laminada (parabrisas y en algunos coches, hasta ventanillas). Pero hay técnicas que no deben fallar si la idea es quebrar un cristal templado, como el de la luneta posterior.

insurance-1991214_640

Uno de los grandes avances protagonizados por la industria de la automoción en los últimos años es el de la seguridad. Y es que junto a los innumerables dispositivos preventivos y pasivos ha añadido otros que quizá pasan más desapercibidos, pero que no por ello dejan de ser cruciales.

Un ejemplo claro son las lunas, una parte grande y pesada en los vehículos que, a su vez, pueden ser la vía de escape en caso de quedar atrapados.

Sí, porque accidentes hay de muchos tipos, incluso quedar sumergidos por completo bajo el agua. Una peligrosísima situación de la que escapar lo antes posible mientras el vehículo se hunde, aunque sin hablar de agua también puede suceder ante riesgo inminente de incendio total. Pero, ¿qué hacer en un caso así? Porque en un coche bajo el agua abrir las puertas es poco menos que misión imposible, justo por la presión que ejerce el agua contra ellas.

Cierto: ventanas, luneta trasera o parabrisas son las primeras opciones a valorar para escapar, como recuerdan desde la web La Voz del Muro. Pero tenemos que saber a qué tipo de cristal nos enfrentamos y, más aún, cómo actuar.

Y es que los modernos parabrisas están fabricados con cristal laminado: 2 planchas de vidrio unidas entre sí por una capa de polivinilo. Si este cristal rompe, los trozos quedan adheridos al último.

Esta solución, que muchos automóviles vienen adoptando también para las ventanillas, está ideada para, en caso de accidente, evitar que los trozos de cristal caigan sobre el pasaje y cortándole con consecuencias fatales. Y eso que, al mismo tiempo, supone un serio contratiempo para salir del vehículo, pues es casi imposible abrir un agujero a golpes contra esa superficie. Ni siquiera para aquellos que planean robar el coche.

Por lo general, ventanillas y luneta trasera son de cristal templado, y ahí sí podemos encontrar la vía de evacuación. Más resistente a los golpes, sobre todo, y como demuestra el vídeo sobre estas líneas en la parte central de la pieza, si impactamos en el lugar preciso, normalmente una esquina, romperá en miles de pequeños trozos fáciles de retirar.

Post original ABC motor

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s