¿Los daños causados por las lluvias torrenciales, los cubre el seguro?

aquaplaning

  • Si a habido innundación se hará cargo el Consorcio de Compensación
  • Las compañías cubren filtraciones de agua si llovió más de 40 litros por metro cuadrado

 Las fuertes precipitaciones puden provocar  innundaciones y destrozos. Ante esta situación, ¿las compañías de seguros se hacen cargo de los daños sufridos?

La respuesta depende del tipo de daño (si lo provocó el viento, el agua o algún elemento caído), así como del tipo de contrato y del grado de virulencia de la tormenta.

El daño más frecuente que se puede  producir son inundaciones en bajos comerciales, trasteros y casas bajas, así como desperfectos causados por filtraciones de la lluvia en áticos. En estos casos, el responsable de hacerse cargo de los gastos dependerá de donde proceda el agua. “Si entra de abajo hacia arriba, es decir, de la calle o la red de alcantarillado hacia los garajes, sótanos, etc. habrá que reclamar al Consorcio de Compensación de Seguros [CCS]”, “si el agua entra de arriba hacia abajo, por tejados, azoteas, terrazas se ha de reclamar a la compañía aseguradora”.

El Consorcio es un organsimo público adscrito al Ministerio de Economía que cubre algunos riesgos extraodinarios (como los provocados por el terrorismo, por terremotos o por tomentas muy fuertes). Las innundaciones son, de hecho, el evento climatológico que produce más reclamaciones ante esta institución. Entre 1987 y 2015, el CCS ha tramitado 521.000 expedientes por innundaciones, por los que ha pagado 4.569 millones de euros (el 69% de los importos abonados por la cobertura de riesgos extraordinarios). Por término medio, el Consorcio abona a los afectados unos 8.800 euros por los daños provocados por la inundación.

El Consorcio abona a los afectados por inundaciones 8.800 euros, por término medio
Filtraciones por lluvias

En el caso daños provocados directamente por la lluvia, la mayoría de los seguros multirriesgo se incluye una cobertura específica para el agua que penetre por fachadas o cubiertas. Eso sí, las aseguradoras suelen exigir que haya llovido mucho para cubrir los daños: se suele establecer en 40 litros por metro cuadrado y hora. A partir de este nivel se entiende que el aislamiento de un edificio adecuadamente mantenido puede fallar y presentar daños.

 Los datos que las aseguradoras toman como referencia son los obtenidos por las estaciones de la Agencia Estatal de Meteorología (http://www.aemet.es/).

El cliente puede pedir una indemnización por los perjuicios causados (si, por ejemplo, ha tenido que alojarse en un hotel varios días), el coste de la reparación de la vivienda y la reposición de los bienes que se hayan visto dañados. El importe máximo que cubrirá el seguro dependerá de la póliza contratada.

Hay que tener en cuenta que en el caso de los trasteros es habitual que no estén incluidos en el seguro que cubre la vivienda. En estos casos, es posible que la aseguradora de la comunidad de propietarios se haga cargo de los gasto.

Segur Globality.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s