¿Gasto menos si conduzco en punto muerto?

conducir en punto muerto

Conducir en punto muerto es un concepto que se ha puesto bastante de moda en los tiempos recientes y que tiene mucho de mito y poco de realista. Se suele confundir con otro concepto, la conducción a vela, porque en un coche con caja de cambios manual esto solo se puede lograr engranando el punto muerto.

La realidad sobre conducir en punto muerto es que no es efectivo para el ahorro de carburante y, además, nos puede poner en peligro fácilmente. Es una práctica totalmente desaconsejable.

En punto muerto, sin marcha alguna engranada, el motor gira a las revoluciones del ralentí. Esto es, el motor girará siempre hasta que se agote todo el combustible: el ralentí consume carburante, y no poco.

Se estima que el ralentí gasta entre 0,5 y 0,7 litros a la hora, lo cual por un lado no es mucho (un coche medio puede consumir 5 o 6 litros de combustible cada 100 km, en carretera), pero es algo, y no contribuye a ahorrar. Para ahorrar combustible cuando circulamos cuesta abajo debemos hacer uso de la retención del motor, que no consume combustible.

¿Por qué nos ponemos en riesgo conduciendo en punto muerto?

La respuesta sencilla es que el coche queda a merced de su inercia, lo cual en pendientes pronunciadas significa que cogerá cada vez más velocidad sin que haya nada, salvo la aplicación de los frenos, que lo detenga. Y esto tiene efectos indeseados porque la retención del motor (de la que no disfrutaremos en punto muerto) tiene la cualidad de, justamente, retener el coche: impedir que se embale sin control.

Además, con el tiempo, podemos fatigar los frenos, algo que disminuye su eficacia. Es peligroso conducir en punto muerto porque perdemos gran parte del control del coche (y no ahorramos nada, es más, gastamos los frenos de forma innecesaria).

¿Y qué es conducir a vela?

Este término se puede asimilar a conducir en punto muerto si hablamos de coches con caja de cambios manual. Es decir, aplica lo mismo que hemos hablado, en general, acerca de lo desaconsejable y peligrosa que es esta práctica.

Sin embargo, en ciertos modelos de coche con cajas automáticas avanzadas, de doble embrague, existe un modo de conducción automático  que desconecta la transmisión en determinadas condiciones elegidas por la centralita del coche. Se suelen practicar estas medidas en los modos de conducción económica de coches de alta gama (hablamos de Audi, Porsche) para reducir el régimen de giro del motor y consumir menos carburante.

Insistimos en que no es lo mismo, porque en el caso que mencionamos ahora se trata de una decisión interna de la centralita, bajo circunstancias especiales y no bajo el control del conductor. Conducir a vela de forma manual no es aconsejable en ningún caso.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s