¿Qué es y cómo se calcula el Valor venal del coche?

euro-870757_640.jpg

Para hablar de valor venal de un coche hay que meterse en un terreno bastante pantanoso en el que sin duda alguna vamos a terminar discutiendo con unos y con otros. Como norma general suele haber mucha confusión en lo que respecta al valor venal de un coche, vamos a intentar despejar todas las dudas.

Antes de nada quiero aclarar varios aspectos. Un coche puede tener muchos valores como el de mercado, el valor de nuevo, el valor sentimental, el valor venal, el valor de tasación y muchos más que sin duda alguna aumentan o disminuyen la cifra final.

¿Qué es el valor venal de un coche?

 El valor venal de un coche es el valor que anualmente el Ministerio de Economía y Hacienda le otorga a cada uno de los modelos, variantes, mecánicas y demás en una tabla actualizada a la que hay que aplicarle unos coeficientes de antigüedad que reducen su valor en función de los años que este tenga.

Si no estáis muy familiarizados con el tema automovilístico, por poner un símil, el valor venal del coche es similar al valor catastral de una casa, vamos, que es el valor que Hacienda te dice que tienes que tomar como referencia.

El valor venal de un coche para Hacienda es muy bajo pero es el que hay y ojo, porque no tiene nada que ver con el valor de mercado que es el que nos encontramos en los anuncios de particulares y profesionales en todas las páginas de clasificados.

Valor venal de coches en el BOE

El valor venal de un coche es el valor por el que Hacienda quiere que declares una compra-venta, una transmisión, una donación cualquier cambio de titularidad que a título impositivo pueda afectar al vehículo y mediante el que se deba tributar de algún modo.

El valor venal de un coche valora la antigüedad de un determinado modelo con un determinado equipamiento y motorización sin tener en cuenta aspectos como el estado de conservación, algunos extras, el mantenimiento o los kilómetros por lo que como puedes ver, es sólo un valor aplicado a determinadas situaciones como por ejemplo el pago de impuestos o incluso el cálculo del valor que aplican las aseguradoras en la compensación o reposición ante un posible siniestro -aunque ojo, porque estas hace una mezcla con otros parámetros y tablas que en ocasiones pueden mejorar o empeorar esta cantidad-.

¿Cómo se calcula el valor venal de un coche?

Calcular el valor venal de un coche es algo farragoso, aunque con los años han ido apareciendo multitud de tasadores online que calculan de forma sencilla y muy rápida el valor venal basándose, eso sí, en las tablas que se publican anualmente en el BOE. –Link a calculadora online de valor venal-.

Dentro del ámbito legal, el artículo 57 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, establece como uno de los medios para la comprobación de valores, las tablas publicadas anualmente por Hacienda –Link a las tablas de Hacienda para calcular valor venal-.

Los precios medios de venta, que se aprueban serán utilizables como medios de comprobación a los efectos del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones e Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte.

Para determinar el valor venal exacto y legal deberemos de encontrar nuestro modelo dentro de las tablas y a este deberemos de aplicarle los porcentajes que correspondan, según los años de utilización y, en su caso, la actividad del vehículo, establecidos en la tabla e instrucciones como se explica en el BOE.

¿Por qué el valor venal de un coche no se parece al valor real del coche?

Calcular el valor real de un coche o el valor de mercado de un coche sin tener en cuenta factores como el kilometraje o el estado general del vehículo es prácticamente imposible y es por eso que muchos critican que el cálculo unificado legal para determinar el valor venal de un coche se base principalmente (ojo, que normalmente se hace un mix) en las tablas del Ministerio de Economía y Hacienda.

Para calcular un valor más realista, profesionales y aseguradoras hacen uso (como norma general) de las tablas de tasación de GANVAM o EuroTAX.

A diferencia de las tablas anuales publicadas en el BOE por Hacienda, estas son publicaciones con actualización trimestral y datos cruzados que detallan un valor más realista al basarse en las estadísticas recogidas de operaciones reales en las que se tienen en cuenta los extras, los kilometrajes y el estado general.

Las tablas de Hacienda son poco realistas aunque de obligatoria aplicación para según qué casos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s