Comercio seguro: cómo paliar la pérdida de beneficios en caso de siniestro

Seguros León

La paralización de la actividad en un comercio significa que durante ese periodo perderemos nuestra capacidad de generar ingresos.

Estas paradas en la actividad no vienen acompañadas de un cese de las obligaciones que tenemos contraídas con proveedores, empleados y clientes, sino que debemos continuar abonando los costes correspondientes aun no generando ingresos.

Los seguros multirriesgo para comercios y empresas contemplan entre sus coberturas la posibilidad de incluir un garantía de pérdida basada en la prevención de riesgos de comercios donde, las pérdidas en caso de que, por un siniestro cubierto, tengamos que parar la actividad.

DESDE SEGUR GLOBALITY TE RECOMENDAMOS…

Contratar la pérdida de beneficios en tu seguro multirriesgo, consulte la póliza para asegurarse de qué siniestros están cubiertos por ella, ya que esta garantía generalmente está limitada al resto de garantías incluidas en la póliza.

Elija la modalidad adecuada a su actividad, prestando especial atención al efecto de la estacionalidad en su negocio: si su actividad se concentra en algunos meses del año, posiblemente le interese elegir una modalidad que contemple el beneficio bruto y no una indemnización diaria.

Consúltanos  para que te orientemos sobre la solución que mejor se adecúa a las necesidades de tu negocio.

Sufrir un percance que produzca una paralización de la actividad habitual supone una pérdida para cualquier negocio. Si además esta situación se prolonga en el tiempo, puede afectar a la cuenta de resultados de manera tan grave como para precipitar el cierre del negocio por falta de liquidez.

Pues no hay que olvidar que incluso cuando sufrimos contingencias que paralizan nuestra actividad y, consecuentemente, nuestra capacidad de generar ingresos, debemos cumplir con las obligaciones contraídas con proveedores, clientes y empleados durante el tiempo en que dure esta paralización. Es decir, deberemos hacernos cargo de los gastos del negocio durante este periodo en el que no disponemos de ingresos.

Los imprevistos que pueden provocar este tipo de paradas en la actividad de un empresario son de muy diversa naturaleza. Se encuentra, por ejemplo, en fenómenos meteorológicos como inundaciones. O bien en situaciones más cotidianas como la rotura de una cañería que deje sin agua nuestra peluquería o inunde nuestro restaurante.

Este tipo de contingencias suelen estar incluidas en las pólizas de seguros multirriesgo, lo que significa que los costes de la reparación de la avería y, frecuentemente, el reacondicionamiento del local quedan cubiertos por nuestra aseguradora. Sin embargo, a menudo la reparación del daño y la rehabilitación del establecimiento se prolonga en el tiempo sin que podamos mantener la actividad ni siquiera parcialmente.

Se produce entonces un riesgo adicional de que la paralización de la actividad suponga una pérdida de beneficios para la empresa. Una situación que podemos solventar con ayuda de una cobertura de pérdida de beneficios en nuestra póliza.

PERO, ¿QUÉ ES LA PÉRDIDA DE BENEFICIOS EN EL LENGUAJE DE LOS SEGUROS?

En el ámbito de los seguros, por pérdida de beneficios se entiende las situaciones en las que, como consecuencia de un siniestro cubierto por la póliza, tenemos una paralización de la actividad que merma nuestros ingresos.

Existen diferentes modalidades de cobertura de pérdida de beneficios, que pueden variar en función de la compañía que preste la cobertura. En general las modalidades que se pueden contratar son:

  • Indemnización diaria, una modalidad en la que se  indica en la póliza la cantidad a percibir por cada día en el que el negocio se encuentre paralizado en caso de que se produzca un siniestro cubierto por la póliza. En esta modalidad, se contempla tanto la paralización total del negocio como la parcial, si bien en esta última la indemnización se ajusta en la misma proporción que se detiene la actividad. Por ejemplo, si sufrimos un siniestro en nuestro restaurante que afecta al comedor pero no a la cafetería, la indemnización cubrirá la parte proporcional de la actividad procedente del servicio de restaurantes, y dejará fuera la parte de la cafetería, puesto que sigue en funcionamiento.

  • Pérdida de beneficio bruto, una modalidad que tiene en cuenta no los días que el negocio esté parado, sino el menoscabo del beneficio bruto anual que suponga la paralización del negocio. Por ejemplo, una tienda de regalos que tenga un siniestro y paralice su actividad durante las Navidades, sufre un daño mucho mayor en su cuenta de resultados que si el siniestro se produce en marzo. Esta modalidad de pérdida de beneficios, al tener en cuenta el efecto que la suspensión de la actividad tiene en los resultados anuales en lugar de los días en los que el negocio deja de funcionar, garantiza que la indemnización se ajustará al efecto del siniestro en la cuenta de resultados.
  • Pérdida de alquileres, una modalidad que está concebida para respaldar las pérdidas que puedan sufrir los propietarios de locales comerciales en régimen de alquiler en caso de que el inquilino, por no poder mantener su actividad debido a un siniestro cubierto, suspenda el alquiler.

¿CÓMO INCLUIR LA PÉRDIDA DE BENEFICIOS EN LA PÓLIZA DE SEGUROS?

Los seguros multirriesgos de comercio se caracterizan por abarcar una amplia variedad de coberturas, algunas de ellas básicas y otras opcionales, de manera que en una única póliza dispongamos de respaldo ante los riesgos que más frecuentemente afectan a un negocio.  La cobertura de pérdida de beneficios se encuentra casi siempre como una garantía opcional y debemos incluirla expresamente en la póliza.

Sin embargo, conviene recordar que esta cobertura entra en funcionamiento exclusivamente en caso de que la paralización del negocio se produzca por un siniestro cubierto.

Esto significa que además de elegir la modalidad y consignar los valores para contratar la pérdida de beneficios, la cobertura estará condicionada por las demás garantías que hayamos incluido en la póliza.

Por ejemplo, si no hemos contratado el robo en la póliza y sufrimos un atraco en el establecimiento cuyas consecuencias suponen la paralización de la actividad, la garantía de pérdida de beneficios no cubriría esta suspensión de la actividad, puesto que no se trata de un siniestro cubierto por la póliza.

Por el contrario, de haber contratado una póliza completa con daños al continente y al contenido en caso de incendio, rayo, explosión, daños por agua, actos vandálicos y robo, las pérdidas por la paralización de la actividad que conllevaran cualquiera de estos siniestros quedarían cubiertas por la cobertura de pérdida de beneficios de nuestra póliza multirriesgo.

Ahora que has descubierto un poco más sobre la pérdida de beneficios en el comercio, si te ha surgido alguna, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s